martes, 8 de enero de 2008

Pendientes con figuritas de Papiroflexia

Los pendientes anteriores eran muy facilitos de hacer. Estos, salvo por las figuritas de papiroflexia, no lo son mucho más, pero si tenemos en cuenta que en papiroflexia hay todo tipo de niveles de dificultad, no será difícil para nadie encontrar un modelo que pueda doblar y que quede mono.

Así que vamos al tema... ¿Qué hace falta para hacer unos pendientes con figuritas de papel doblado?

En primer lugar los enganches, como ya dije, se pueden comprar en cualquier tienda de manualidades, o si no en una mercería o en una joyería, y hay varios modelos, escoged el que más os guste.


En segundo lugar necesitaremos alambre. También se puede encontrar en las tiendas de manualidades, con el mismo color que los enganches, o con otro si os gusta más. Yo ya tenía un rollo en casa de alguna cosa que había hecho mi madre. Probablemente podais comprar 1 metro o similar, y no teneis que andar lidiando con el rollo de 2 kilómetros que tengo yo.
Eso sí, comprad de más, las primeras pruebas que hice con el alambre me quedaron horribles, tuve que tirar unas cuantas hasta que empezaron a quedarme bien, así que mejor que sobre, que total va baratito.


Necesitaremos también pegamento, preferiblemente uno que no sea muy fuerte. Para estos yo utilicé uno de cianocrilato (tipo Loctite) y me empapó el papel, que no era lo que yo quería para nada. El Imedio de toda la vida funciona muy bien.


Vendría también bastante bien tener Alkil, o cola blanca. Cuando hice estos no lo usé, así que si no teneis no pasa nada, pero bien utilizado puede evitaros algunos problemas.


Barniz cerámico. Este sí es importante. El Syntex S-19 era el que tenía en casa, y además fue el que me recomendó un papiroflecta de Vigo que me dio algunos consejillos para hacer los pendientes (lo que me fastidia es no recordar su nombre para darle crédito).
Consejos con el barniz. No hagais como yo, que hice todo el proceso en la habitación, y luego tuve que dormir con la peste a barniz en ella. Usad garages, zonas abiertas, o hacedlo con tiempo para poder ventilar.


Un pincel, para aplicar todos estos productos que huelen fatal, pero que dejan los pendientes muy chulos.


No pongo la foto, pero lo digo igual por que es importante. Necesitareis disolvente para limpiar el pincel si quereis volver a utilizarlo en otra ocasión.

Ahora viene el "ingrediente" peliagudo. Necesitaremos 2 figuritas de papiroflexia, y además pequeñitas... no es plan de llevar una figura enorme colgada de las orejas.
Si ya sabeis algo de papiroflexia, solo teneis que escoger una figura sencillita que sepais hacer, y doblar un par a un tamaño aceptable.
Si no sabeis nada de papiroflexia, teneis dos opciones. Buscad a alguien que sí sepa, y pedidle que os doble unas figuritas, o aprended a doblar unas figuritas sencillas.
Tanto para aprender, como para buscar modelos, como para buscar gente que ya sabe del tema, os recomiendo la web de la Asociación Española de Papiroflexia (AEP) www.pajarita.org
Como la asociación es española, el material de la página está en español, y se hacen convenciones cada cierto tiempo, además de anunciarse exposiciones y demás, así que hasta puede ser que alguna de estas exposiciones se celebre cerca de donde vivís, y podais encontraros con esta gente cara a cara, y pedirles que os enseñen a doblar algunas cosillas.

En el caso de que decidais hacer las figuras por vuestra cuenta, suelen tener algún tipo de nivel de dificultad. Buscad las fáciles para empezar. Es típico hacer una ranita, un barco, y luego decidir doblar el Maestro Yoda de la Guerra de las Galaxias.... y claro, no sale. Buscad modelos sencillitos que podais hacer con facilidad, y repetidlos unas cuantas veces. Conejitos y mariposas pueden ser muy fáciles.... las flores suelen ser más complicadas. Quizás en otra ocasión ponga algunos diagramas aquí de figuras facilitas con las que se pueda empezar.

Bueno, después de todo este rollo, aquí están las figuras que tenía preparadas. Unos zorros y unos conejitos. Los zorros están hechos con papel de embalar, que es marrón por un lado, y granate por el otro (Para estos queda muy muy bien), los conejitos están hechos en un folio gris marmoleado (creo que se llama así).

Fijaos en la moneda para haceros una idea del tamaño de las figuritas.


------------------------

Bien, ahora que tenemos todo lo que necesitamos, vamos a empezar a hacer los pendientes.

En primer lugar necesitamos algo para enganchar en las figuritas que nos permita colgarlas de los enganches, y agarrarlas para aplicar el barniz. Para esto vamos a utilizar el alambre.
Cortamos un trozo de unos 5 centímetros (cortad más o menos según vuestros gustos, y el tamaño de vuestras figuras, lo más probable es que necesiteis varios intentos para que os queden bien, así que id ajustando)
Doblamos ese trozo de alambre formando un bucle, como se ve en la foto.


Ahora, con un alicates agarramos el bucle, y con los dedos damos vueltas a las "patitas" para enrollarlas. Cuantas más vueltas, más largo quedará el enganche, y más colgará la figura. En general prefiero que no sean demasiado largas, pero depende de la figura que estemos usando, y de los gustos de cada uno.
Una vez enrollado, se recortan las patitas que sobran para dejarlas a un tamaño aceptable.


La práctica hace la perfección, así que probad a hacer varios, y después escoged entre los que habeis hecho, dos que sean igual de largos, y que estén bien rematados. Son los que usaremos para colocar las figuritas. Si os salen muchos bien, podeis guardarlos para otros pendientes (Que son un vicio, y una vez que haces unos, acabas haciendo más)

Colocamos los enganches en las figuras de papel, teniendo en cuenta que van a estar colgando. Esto lo digo por que es fácil confundirse, y que los conejitos queden de perfil en vez de de frente, o mirando al suelo.
Se le echa un poco de pegamento para fijar el enganche, y se deja secar. El resultado viene siendo este:


Tanto los zorros como los conejos tienen un par de "bolsillos" en la espalda, por los que podemos meter las patitas de los enganches. Otras figuras no tienen estos "bolsillos", pero sí suelen tener una parte que queda detrás, y en la que podemos pegar los enganches sin que queden a la vista.
En el caso de los zorros pegué así el enganche:


Ahora toca usar el pegamento. Las figuras son de papel, y aunque una vez dobladas suelen aguantar bastante bien, en contacto con la humedad, tienden a desdoblarse, arrugarse o combarse. Es un asco barnizar, y ver como la figura que tan bien habías doblado, se empieza a desdoblar por la humedad del propio barniz, y es un asco tener que apretar con los dedos para que no se desdoble, y que queden unas huellas dactilares feísimas en los pendientes.
Así que antes de barnizar, vamos a pegar las figuras. No hace falta embadurnarlas, más bien es una cuestión de buscar los puntos conflictivos y echar ahí unas gotitas de pegamento para que no se desdoble.
Una vez que las figuras están pegadas y son sólidas, llega la hora del Alkil. Su función no es otra que impermeabilizar. El barniz empapa el papel, queremos que los pendientes queden duros y brillantes, pero a veces esa pinta de mojados no les queda nada bien. Los zorros que había hecho en papel de dos colores, quedaron de un solo color al empaparse el papel con el barniz. En ocasiones, una fina capa de Alkil es suficiente para impermeabilizar el papel. Aunque el Alkil es blanco, se vuelve transparente al secar, así que no se notará una vez terminado.
Ahora llega la hora de barnizar. Si os gusta mucho la apariencia del papel, con una capa fina de barniz suele ser suficiente. Si es el caso, acabareis antes con un barniz en spray, más fácil de aplicar y que seca más rápido.
Personalmente yo prefiero que la capa de barniz sea gorda. Hace unos pendientes más brillantes, más duros, y por lo tanto más resistentes (además de que tienen más pinta de "joya" y no tanto de papel)
Si optais por la capa gorda de barniz, necesitareis dar varias capas. Mojad bien el pincel, y extended por toda la figura, todos los recovecos, procurando que no queden burbujitas de aire o goterones de barniz. Dejais secar, y una vez seco, repetís el proceso. Así tantas veces como querais. Estos últimos llevaron 3 capas de barniz.

Necesitareis algo para colgar los pendientes mientras secan. Con un alambre que tenía en casa, un alicates y unos corchos, yo me hice un "secadero" de pendientes. Para poder colgar los pendientes de ahí, es buena idea colocar ya los enganches de las orejas.



Solo tened cuidado de que sea estable.... si se caen con el barniz fresco se pegarán a lo que toquen. Y que haya separación entre cada pendiente, para que no se toquen entre ellos, ya que se quedarían pegados, y tendríamos que tocarlos con los dedos para despegarlos, fastidiando el acabado.

Una vez secas, las figuras de papiroflexia no se desdoblan ni se estropean, así que no necesitais tener un cuidado especial con estos pendientes.
Eso sí, una advertencia... una vez que se vean en público, la gente os pedirá que les hagais más, así que preparaos para hacer unos cuantos. Yo hice unas mariposas como regalo de "Amigo invisible", sin intención de hacer más, y con estos ya llevo 8 pares de pendientes.