miércoles, 2 de enero de 2008

Pendientes con cascabeles.

Este va a ser uno corto, pero sirve como introducción para el siguiente que tengo pensado poner sobre unos pendientes más elaborados, pero como al fin y al cabo la idea surgió en cierto modo de aquí, pues lo pongo como "prólogo".

Bueno, pues vamos con los ingredientes....

Necesitaremos, dos cascabeles, preferiblemente pequeños. Yo los compré en una ferretería, donde tenían varios sencillitos, de distintos tamaños... eso sí, nada de variedad en cuanto a formas y colores. Si quereis algo más bonito o elaborado, teneis dos opciones. Comprar los cascabeles en una tienda de mascotas o de hípica (Que suelen tener variedad), o comprar los cutres y pintarlos en casa.
Yo opté por lo fácil y sencillo, cascabeles normales sin decorar:


Ahora el otro ingrediente, enganches para pendientes. Estos son fáciles de encontrar en cualquier tienda de manualidades, o si no en mercerías o en tiendas de joyería. Yo encontré este modelo, pero hay variedad, para que escojais el que más os guste/resulte cómodo/ os de la gana.


Y ahora la parte complicada.... ponemos los cascabeles en los enganches... y listo!! pendientes con cascabeles. Rápidos de hacer, tremendamente baratos, elegantes y divertidos.



En cuanto pueda, más pendientes.